El Mejor Pastel de Queso Crema Oreo

Esta deliciosa receta de pastel de queso de Oreo es la única receta que necesitarás. Este rico pastel está hecho con capas de mousse de Oreo, pastel de queso Oreo, ganache de chocolate y brownie, ¡todo ello cubierto de glaseado de chocolate y galletas de Oreo trituradas! Una verdadera delicia para disfrutar acompañados de nuestra familia y amigos.

Cada capa se mejora y mejora en este sencillo pastel de queso Oreo. Está lleno de Oreos y diferentes texturas, lo que lo convierte en el mejor pastel de queso Oreo.

Ingredientes:

Para el Pastel de Chocolate:

  • 1/4 taza + 3 cucharadas (56 g) de harina para todo uso
  • 1/2 tazas (104g) de azúcar
  • 3 cdas (21 g) de cacao en polvo sin azúcar natural
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/8 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 taza (60 ml) de leche
  • 2 cucharadas (30 ml) de aceite vegetal
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 clara de huevo grande
  • 1/4 taza (60 ml) de agua
Fuente: LIFE, LOVE and SUGAR

Para Relleno de Pastel de Queso Oreo:

  • 4 onzas (114 g | 2/3 taza) de chips de chocolate semidulce
  • 6 cucharadas (90 ml) de crema batida 
  • 16 onzas (452 ​​g) de queso crema, a temperatura ambiente
  • 2/3 taza (138 g) de azúcar
  • 2 cucharadas (16g) de harina de uso
  • 2/3 taza de crema agria (153 g), temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 huevos grandes, temperatura ambiente
  • Alrededor de 30 Oreos

Para el Mousse de Oreo:

  • 3 onzas (85g) de chocolate blanco
  • 1 taza, más 2 cucharadas (260 ml) de crema batida, fría, dividida
  • 1/2 taza (58 g) de azúcar en polvo
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 10 Oreos, picadas

Para Glaseado de Chocolate:

  • 3/4 taza (168 g) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 taza (169 g | 6 oz) de chips de chocolate semi dulce, derretidos
  • 3 tazas (345g) de azúcar en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 4-5 cucharadas (60-75ml) de crema batida 

Adicional:

  • 1 taza (6 oz) de mini chips de chocolate
  • 1 taza de Oreos triturados
Fuente: LIFE, LOVE and SUGAR

Preparación:

Para el Pastel de Chocolate:

  1. Precalentamos el horno a 350 ° F (176 ° C). Forramos un molde de 9 pulgadas (23 cm) con papel pergamino en la parte inferior y engrasamos los lados.
  2. En un tazón mediano, mezclamos la harina, el azúcar, el cacao, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y la sal. Batimos hasta que estén bien combinados.
  3. En otro tazón mediano, combinamos la leche, el aceite vegetal, el extracto de vainilla y la clara de huevo. Batimos hasta que estén bien combinados.
  4. Agregamos los ingredientes secos a los ingredientes húmedos y mezclamos hasta que estén bien combinados.
  5. Añadimos el agua y batimos hasta que estén bien combinados. La masa será delgada.
  6. Vertimos la masa en el molde y horneamos por 12-15 minutos, o hasta que salga un palillo insertado en el centro con unas pocas migajas.
  7. Retiramos el pastel del molde y lo ponemos a un lado en una rejilla para enfriar. Lavamos el molde para usarlo más tarde.

Para el Pastel de Queso Crema Oreo:

  1. Mientras el pastel se está enfriando, hacemos el relleno del pastel de queso. Agregamos las chispas de chocolate a un tazón mediano.
  2. Calentamos la crema batida hasta que empiece a hervir, luego la vertimos sobre las chispas de chocolate y agregamos el extracto de vainilla. Dejamos que la mezcla se asiente por 3-4 minutos, luego batimos hasta que quede suave. Reservamos.
  3. En un tazón grande, agregamos el queso crema, el azúcar y la harina y batimos a baja velocidad hasta que estén completamente combinados y suaves. Asegurándonos de usar una velocidad baja para reducir la cantidad de aire que se agrega a la masa, lo que puede causar grietas. Raspamos los lados del tazón.
  4. Agregamos la mezcla de crema agria y extracto de vainilla a baja velocidad hasta que estén bien combinados.
  5. Añadimos los huevos uno por uno, mezclándolos lentamente para combinarlos después de cada adición. Raspamos los lados del tazón según sea necesario para asegurarnos de que todo esté bien combinado.
  6. Reducimos la temperatura del horno a 300 ° F (148 ° C). Volvemos a poner en la parte inferior del molde de 9 pulgadas papel de pergamino y rocíamos los lados con spray antiadherente. Debemos asegurarnos de que esté bien hecho para que el pastel de queso no se pegue a los lados después de hornear. Preparamos el molde para un baño maría envolviendo el exterior del molde con papel de aluminio.
  7. Ponemos el pastel de queso enfriado y le vertimos la mezcla de chocolate derretido sobre el pastel. Extendemos en una capa uniforme.
  8. Agregamos alrededor de 1/3 del relleno del pastel de queso en el molde y extendemos en una capa uniforme. Cubrimos el relleno con 10-12 Oreos (las dejamos enteras).
  9. Agregamos otro 1/3 del relleno del pastel de queso y extendemos en una capa uniforme. Cubrimos el relleno con otras 7-8 Oreos, tratando de compensar su posición de los de la primera capa.
  10. Agregamos el 1/3 restante del relleno, extendemos en una capa uniforme, luego cubrimos con otras 10-12 Oreos. Los Oreos se ponen encima del pastel de queso.
  11. Colocamos el molde con la mezcla dentro de otro molde o bandeja más grande. Llenamos la bandeja o molde exterior con suficiente agua tibia para ir hasta la mitad de los lados del molde con la mezcla. El agua no debe ir por encima del borde superior de los lados del molde con la mezcla.
  12. Horneamos el pastel de queso durante 45 minutos. El centro se debe ver firme pero no totalmente.
  13. Apagamos el horno y dejamos la puerta cerrada durante 20 minutos. El pastel de queso continuará cocinándose, pero lentamente comenzará a enfriarse también.
  14. Abrimos la puerta del horno durante 30 minutos para permitir que el pastel de queso continúe enfriándose lentamente. Este proceso ayuda a prevenir el agrietamiento.
  15. Retiramos el pastel de queso del horno y la envoltura en baño maría la dejamos en el molde de la mezcla y refrigeramos hasta que esté firme, de 5 a 6 horas o toda la noche.
Fuente: LIFE, LOVE and SUGAR

Para el Mousse de Oreo:

  1. Para hacer la mousse de Oreo, agregamos los chips de chocolate blanco y 2 cucharadas (30 ml) de crema batida en un tazón pequeño. Lo ponemos en el microondas en incrementos de 10 segundos hasta que se derrita y esté suave. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  2. Batimos 1 taza (240 ml) de crema batida, azúcar en polvo y extracto de vainilla en un tazón grande para mezclar batiéndola hasta que se formen picos firmes.
  3. Ponemos cuidadosamente alrededor de 1/3 de la crema batida en la mezcla de chocolate blanco enfriado hasta que se mezclen.
  4. Incorporamos la crema batida restante hasta que esté bien combinada, luego agregamos las Oreos picadas – migajas y todo.
  5. Colocamos la mousse de Oreo sobre el pastel de queso enfriado y extendemos en una capa uniforme. Colocamos el pastel de queso nuevamente en el refrigerador hasta que la capa de mousse esté fría y firme, 2-3 horas.
  6. Cuando la capa de mousse esté fría y firme, sacamos el pastel de queso del molde.

Para el Glaseado del Pastel de Queso Crema:

  1. Batimos la mantequilla hasta que quede suave.
  2. Agregamos el chocolate derretido y mezclamos hasta que quede suave y bien combinado.
  3. Añadimos lentamente el azúcar en polvo y la sal, mezclando hasta que quede suave y bien combinado.
  4. Agregamos 4-5 cucharadas de crema, según sea necesario, para obtener la consistencia adecuada de glaseado.
  5. Colocamos el pastel de queso en un plato para servir y ponemos en los bordes el glaseado de chocolate.
  6. Combinamos las mini chispas de chocolate y las Oreo trituradas y presionamos en el glaseado en los lados del pastel de queso.
  7. Ponemos el glaseado sobre la parte superior del pastel de queso en una espiral, comenzando desde la mitad del pastel de queso y conduciendo hacia el borde.
  8. Usamos el glaseado restante para hacer girar  alrededor del borde exterior de la parte superior del pastel de queso. 
  9. Espolvoreamos algunos de los mini chips de chocolate restantes y las migas de Oreo en la parte superior del pastel de queso, luego adornamos con algunas galletas de Oreo.
  10. Refrigeramos el pastel de queso hasta que esté listo para servir. El glaseado puede ser un poco firme, por lo que sugiero que lo saquemos del refrigerador unos 45 minutos antes de servirlo para facilitar el corte. El pastel de queso es mejor cuando está bien cubierto y se sugiere comelo dentro de 4-5 días para disfrutarlo al máximo en óptimas condiciones.

Fuente: LIFE, LOVE and SUGAR

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.